¿Es seguro viajar en moto durante un embarazo?


Viajar en moto durante un embarazo puede suponer una idea no muy recomendable, pero no es algo que este totalmente prohibido. Sin embargo, es necesario que sepas cuales son los riesgos y limitaciones a las que estas sujeta una vez empieces este hermoso proceso de maternidad.

A continuación, te daremos las claves necesarias con las que deberás trabajar y comprender conforme el periodo de embarazo vaya avanzando, teniendo en cuenta las necesidades de tu bebe y las tuyas, cuidando tu integridad física por sobre cualquier cosa.

Viajar en moto durante un embarazo

Viajar en moto durante un embarazo es quizás una de las cuestiones que muchas mujeres se hacen todos los días, especialmente aquellas que mantiene un estilo de vida activo y con movimiento frecuente.

Es importante que, durante los primeros meses de tu embarazo, sepas si tu doctor o ginecólogo te ha hecho las indicaciones necesarias con las que puedas tomar decisiones en pro del bienestar tuyo y de tu bebe.

Siempre y cuando tu medico no te indique lo contrario, si podrás viajar en moto distancias relativamente cortas, teniendo en cuenta que en las primeras semanas no notaras ninguna molestia al momento de sentarte en algún o el mantener una postura especifica.

Aun así, usando tu sentido común, debes saber que el estrés es un factor directamente influyente en la salud del bebe, por lo que trata de no moverte a velocidades muy altas, de esta manera evitaras accidentes o molestias menores.

Si tienes condiciones especiales o sufres de enfermedades incapacitantes en ciertas áreas, es vital que consultes con tu doctor antes de tomar cualquier decisión.

Recuerda que, conforma pase el tiempo, se te hará cada vez más difícil subirte a cualquier lugar, por lo que eventualmente no podrás subirte a una moto debido a los impedimentos físicos notables.

Riesgos y molestias a tener en cuenta

Como lo mencionamos arriba, viajar en moto durante un embarazo supondrá un reto conforma los meses vayan transcurriendo, ya que tu abdomen seguirá ganando volumen, razón por la cual tu posición en el asiento de la moto se vera cada vez más dificultado, aunque no imposible.

Realizar esto es riesgoso hasta cierto punto, ya que con el peso extra podrías perder el equilibrio cuando pases por baches, pudiendo tener peligro de caer y de hacerte daño a ti y a tu niño.

Si deseas realizar viajes cortos sola o con tu pareja no hay ningún problema, siempre y cuando tu médico no te indique lo contrario, podrás realizar todas las actividades que estén estrictamente permitidas según tu situación.

Existen muchas guías disponibles sobre como mantener una postura adecuada cuando viajes tanto en moro como en automóvil, de manera que no afectes el espacio en tu vientre y sufras molestias más adelante en el proceso.

En el caso especial de viajar en moto estando embarazada, es obvia la diferencia entre este y un automóvil, por lo que los peligros de accidentes aumentan drásticamente. Tu ritmo cardiaco es un factor influyente en la manera en que tu hijo se desarrolla, y es bien sabido que, mientras más rápido viajes, tus latidos se vuelven más rápidos.

Pero te estarás preguntando: ¿En que afectan mis latidos al bebe? Simple, al bombear más sangre estarás generando más oxígeno, tanto para ti como para tu bebé, por lo que te cansarás el doble de rápido de lo normal.

Lo más recomendable en estos casos es mantener velocidades bajas y cumplir con todos los protocolos de seguridad necesarios. Si es posible, consigue alguna prenda o equipo especial para proteger tu vientre mientras viajes, de esta manera aminoraras el daño si sufres alguna caída.

Si eres una persona con problemas de azúcar, es mejor que evites estos viajes en la medida de lo posible, de esta manera tus niveles de azúcar se mantienen estables.

Conclusión

Al final del día viajar en moto estando embarazada es más una decisión personal, por lo que serás tu quien decida por el bienestar de tu hijo y el tuyo. Las recomendaciones de tu parte médico estarán hechas a la medida de tus posibilidades, por lo que siempre debes tenerlas en cuenta.

Existen excepciones, claro está, como por ejemplo alguna emergencia familiar o si llegas a romper fuente y el único medio de transporte es una motocicleta, pues estas son opciones viables siempre y cuando no haya más.

Tomar decisiones en momentos como estos a veces resulta algo difícil, pero no es algo de lo que debas preocuparte.

Si estas en la posición del hombre, es necesario que aconsejes a tu pareja para que conozca los riesgos y limitaciones de su situación, además del apoyo emocional que trasciende más allá de las sensaciones, sino también del bienestar físico de la madre de tu bebé y tu hijo o hija pronto a llegar.

 

Publicaciones recientes